¿Cuánto suele durar la vida de un pie de gato y cómo puedo alargarla?

Es muy relativo este tiempo dependiendo del escalador. A un escalador novel le suele durar menos un pie de gato que a un escalador experimentado a igual tiempo de uso. Cuando empezamos a escalar solemos arrastrar más los pies, pisar con menor delicadeza, etc.

También influye mucho el tipo de escalada que se practique. En búlder suelen romper los pies de gato por las costuras, talones, empeines. En deportiva el mayor desgaste se lo lleva la suela. Normalmente y con un uso común y cuidados un pie de gato puede durar años si cambiamos su suela en el momento apropiado.

Si damos unos mínimos mimos a nuestros pies de gato podemos alargar mucho su vida útil. No ponerlos en el fondo de la mochila cuando vamos a escalar, sacarlos de la mochila una vez llegamos a casa para que no se deformen y se puedan airear, limpiando su suela con cepillos especializados o con un simple trapo húmedo, limando o cortando los trozos de goma que pueden engancharse y agujerear nuestras punteras, llevándolos a resolar a tiempo. Son algunas de las medidas que alargan la vida al pie de gato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × dos =